Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Vie Ene 16, 2015 1:45 am.
Últimos temas
» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Dom Jul 31, 2011 12:05 am por Invitado

» Sweet Bloody Murder {Normal}
Mar Jul 12, 2011 4:29 pm por Invitado

» ~Toujours Pures~ Comunity Awards
Mar Jul 12, 2011 1:28 pm por Invitado

» Bittersweet Pleasure {Normal}
Miér Jul 06, 2011 8:06 pm por Invitado

» •Battlefields• (Normal) ¡Foro Recién Abierto!
Vie Jul 01, 2011 1:48 am por Invitado

» Las cuatro décadas de Hogwarts & el Libro del tiempo 2.0(Elite)
Miér Jun 29, 2011 3:20 am por Invitado

» Vampires Again { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { NORMAL }
Mar Jun 28, 2011 11:23 pm por Invitado

» Cursed Stones
Miér Jun 15, 2011 7:40 pm por Invitado

» Midnight Essence - Reapertura - Cambio de botón Elite
Miér Jun 15, 2011 8:57 am por Invitado


Convención anual de la Iglesia Pentecostal de Nueva York

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Convención anual de la Iglesia Pentecostal de Nueva York

Mensaje por Luislegrand el Sáb Mayo 14, 2011 4:48 am

El Theater del Madison Square Garden había sido alquilado esa noche por la Iglesia Pentecostal de Nueva York para la convención anual de esta congregación, precidida por el Reverendo Joseph Abraham Parker. Estaba repleto a cabalidad (aproximadamente unos 5 mil seiscientos espectadores presenciarían el esperado sermón del carismático pastor religioso) y la seguridad del evento estaba reforzada por oficiales de policía.

Aproximadamente a las 7 de la noche, mientras ya llevaban media hora con cánticos y alabanzas para el Señor, uno de los pastores de la Iglesia, tomó un micrófono y dijo: Regocijaos hermanos, porque hemos de dar inicio a nuestra convención anual de Iglesias Pentecostales. Con ustedes, el Reverendo Joe Parker!

Ante la celebración del público, de detrás de unas cortinas, el Reverendo Joseph A. Parker salió caminando, pulcramente vestido, ataviado con un traje, camisa y corbata, sus anteojos y el cabello engominado hacia atrás. Llegó hasta el púlpito, le dió la mano al otro Pastor y se dirigió a los presentes diciendo:

Buenas noches hermanos y hermanas! Hoy es un día de gloria más, en el que debemos agradecer a nuestro Padre Dios, por otorgarnos un día más para celebrar que estamos vivos y acobijados bajo su manto protector.

Aleluya!!!! Respondió a coro el público.

Hoy es un día para regocijarnos y afianzar nuestra fe, pues la verdad nos hace libres y sabemos que el Señor es nuestro Pastor y por tanto nada nos falta!

Aleluya!!!! Respondió a coro el público.

A veces, Prosiguió el Pastor: solemos sentirnos agobiados ante las dificultades y las tribulaciones que caen sobre nosotros. Las penurias y problemas de la vida. La vida no es fácil y son muchos los tormentos que nos aquejan y acongojan en estos tiempos. La falta de dinero, la inseguridad en las calles, la guerra, las amenazas terroristas, las millones de personas que caen en el pecado e intentan tentarnos... Es normal que lleguemos a pensar a veces que Dios, nuestro Padre Celestial, podría haberse olvidado de nosotros y dado la espalda.

No! Jamás! Dios es mi Pastor y nada me falta! Respondió a coro el público.

Pero admitámoslo hermanos, , siguió diciendo el Reverendo: Es normal dudar. Recuerden que el Enemigo, el nauseabundo Lucifer, el Señor reprenda! siempre intenta que nuestra fe se tambalee para debilitarnos y hacer que caigamos en la tentación de los vicios, de la perdición, del crimen, de la ruta fácil pero terrible del pecado.

El Señor Reprenda!!! Respondieron a coro algunos miembros del público. Manda fuego Señor! decían otros.

Pero mírense en este espejo hermanos. Mi vida no ha sido fácil. Huérfano de niño, con un hermano enfermizo y moribundo. Estas cosas no me entristecen ni me hacen dudar de la voluntad de Dios. No Señor! Por el contrario, le doy gracias a Él por su infinita sabiduría, pues estas pruebas me hacen digno de su mirada y su amor. A su lado me sentaré en el banquete del Juicio Final, luego del Gran Arrebato.

Aleluya!!!! Respondió a coro el público.

El Señor escribe con traso enrevesado y misteriosos son sus caminos. Cuando el sufrimiento y el dolor nos parezcan insoportables, las cargas y las preocupaciones nos pesen demasiado y la injusticia y la impunidad nos tienten a abandonar toda fe, por el contrario, demos gracias a Dios porque nosotros sabemos la verdad!

Alabado y Bendito sea el Señor!!!! Respondió a coro el público.

¿Y qué verdad es esa? Que Dios nos ama y que nos salvará a todos. Luego de esto, el Reverendo hizo una pausa sonriendo y saludando al público que alababa a Dios y gritaba jubiloso. Luego, se acercó al micrófono para continuar:

Mucha gente, por ejemplo, se preocupa ante estas condiciones que han comenzado el año pasado, a partir del 21 de diciembre del año pasado... Sí mis Hermanos, me refiero a esta lluvia incesante y a la aparición de estas criaturas... estas bestias entre nosotros. A la proliferación de herejes y falsos profetas que roban su poder del Gran Enemigo Satanás!

El Señor Reprenda!!! Respondieron nuevamente a coro algunos miembros del público. Manda fuego Señor! repitieron otros.


Muchos creen que esto es señal de que Dios no existe o de que nos está castigando a todos. Incluso hay algunos que creen que esto significa que el Enemigo ha ganado la batalla... pero no hermanos!!!! Al contrario! Esta lluvia no es más que el inicio de la gran purificación de la tierra por parte de Nuestro Padre amado. Él y sus ángeles están lavando la tierra de la inmundicia, el hedor, el pecado, los impíos.

El Señor Reprenda!!! Respondieron a coro una vez más algunos miembros del público. Fuego! Fuego!! Exclamaron otros.

Estos eventos son muestra de que el Gran Arrebato está cerca hermanos!!! Nosotros, los justos, los Bautizados en el Espíritu Santo, vamos a ser sacados de este pantano y llevados a la precencia y la Gracia de nuestro Padre amado, Todopoderoso!

Alabado y Bendito sea el Señor!!!! Aleluya!!!! Respondió a coro el público.

y aquellos que viven en el Pecado, en la droga, el asesinato, la homosexualidad, la prostitución, la avaricia, la infidelidad, el egoismo, la vanidad, la lujuria, la adoración a falsos ídolos, la mentira, la brujería y la concupiscencia. Todos esos impuros se quedarán aquí para sentir la ira divina de nuestro Padre. Se quedarán aquí acompañados y torturados por las huestes del infierno. Los demonios, los vampiros, los lobos y las bestias. Hasta que llegue el fin de los días y el Juicio final en el que Dios, con nuestro Señor Jesucristo a su derecha, los juzgará a todos.

Aleluya!!! Aleluya!!! Aleluya!!!! Comenzó a repetirse en el público que luego, ante la sonrisa de satisfacción del Reverendo Parker, cantaba una oración de alabanza para Dios.

avatar
Luislegrand
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.