Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Vie Ene 16, 2015 1:45 am.
Últimos temas
» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Dom Jul 31, 2011 12:05 am por Invitado

» Sweet Bloody Murder {Normal}
Mar Jul 12, 2011 4:29 pm por Invitado

» ~Toujours Pures~ Comunity Awards
Mar Jul 12, 2011 1:28 pm por Invitado

» Bittersweet Pleasure {Normal}
Miér Jul 06, 2011 8:06 pm por Invitado

» •Battlefields• (Normal) ¡Foro Recién Abierto!
Vie Jul 01, 2011 1:48 am por Invitado

» Las cuatro décadas de Hogwarts & el Libro del tiempo 2.0(Elite)
Miér Jun 29, 2011 3:20 am por Invitado

» Vampires Again { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { NORMAL }
Mar Jun 28, 2011 11:23 pm por Invitado

» Cursed Stones
Miér Jun 15, 2011 7:40 pm por Invitado

» Midnight Essence - Reapertura - Cambio de botón Elite
Miér Jun 15, 2011 8:57 am por Invitado


Move it Babe! [Elliott & Anton]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Move it Babe! [Elliott & Anton]

Mensaje por Ekaitz Euritaizea el Miér Feb 23, 2011 1:41 am

+18
7/6/2013, 01:00 a.m.


Dorgas, alcohol, drogas, alcohol, meter fichas, drogas, muerdo, alcohol, ver a la tipa buenorra vomitar, alcohol. Muy bien, Ekaitz ya está en sintonía con la fiesta. No necesita realmente la gran cantidad de estupefacientes para sentirse bien entre la gente, pero sí para acallar las ansias que siente a diario. No quiere cometer un error que jamás se perdonaría, y por ello prefiere ofuscarse en su imaginaria felicidad absoluta, ignorando el mundo que le rodea y usándolo a su antojo hedonista. Sentado en la lavadora del piso, quién sabe por qué, se le acerca una joven semidesnuda dispuesta a divertirse con el joven. Él no era quién para negar nada, pero no piensa llegar a mucho con ella. No le apetece. Hoy tiene la mente dispersa, abstraída en verdes praderas, en rocosas estepas. Hoy se levantó en sintonía con Mari, y así se queda hasta que esta decida romper con su hijo perdido. Besándola con fuerza, se deja hacer. No le molesta cuánto le toque, cada cual a su diversión. Pero enseguida termina este pequeño encuentro, la joven más que pesada en ir a algún sitio más provado. - No me pones tanto, barkatu. - Y como si de un buenos días se tratase, se baja de la lavadora y va en busca de otra birra.

Gente bailando, música sonando, gritos le rodean y hasta escucha a alguien gimiendo. Sonríe ampliamente y bebe un gran trago de la botella. Hizo bien en venir, esto alegra hasta al condenado más aburrido. Pero él se aburre, y necesita hacer algo estrambótico para divertirse. No quiere llamar la atención, eso ya lo hace de por sí con su extrañamente fino atuendo. Él quiere expresarse. Así pues, y con toda libertad del mundo, se apropia del micrófono de una de las rubias, guiñándole el ojo juguetón. Y así comienza a cantar canción tras canción, giros bruscos en su voz, mas no por ello malsonantes. Una sonrisa de criajo pintada en su rostro, no nota como un corro se forma a su alrededor. Aunque, siendo sinceros, tampoco le importaría fijarse. No vive por la atención ajena, pero sí sabe vivir con la que recibe, que realmente no es poca.

Cinco canciones y se aburre. Como si jamás hubiera estado ahí, devuelve el micro a la rubia despampanante y se dirige a otra habitación, apropiándose de una botella de absenta sin darse cuenta. Saliendo por una puerta se encuentra en un pasillo vacío, y decide apropiarse del suelo que bajo él está. Medio tumbándose, abre la botella y se traga un trago de la misma, dándose cuenta de lo que es. - Kaka zamarra! - Y aunque siente una ligera arcada ante el ardor, toma otro trago. De muertos al río. Cierra los ojos, no pretende dormirse. Ni mucho menos, por dios. Solo quiere acallar ese rugido que resuena en lo más profundo de su mente, bajo las capas de despojos neuronales borrachos y colocados. Eso que le pide matar a alguna necesitada.

Sin embargo, lejos de lograr acallar su mente y alejar el dolor, parece transmutarse a su pierna. Espera, ¿qué? Abre los ojos y se encuentra la puerta empotrada contra el foco doloroso, teniendo que inmediatamente subir la vista para ver al cuasante de tal estropicio. - Tontolapikoak edo zertan ari zarete? - Ofuscado se levanta, abriendo del todo la puerta y observando a los dos varones mirarle. ¡Vamos, sé anfitrión! - Esto, ¡bienvenidos! - Posicionando la mejor sonrisa de su repertorio sobre su rostro y la botella frente a los extraños, se dignó a recomponer el error. - Llegais un poco tarde, pero bueno, estamos todos mamaos, así os aprovechais. Aunque alcohol queda. Así que guay. - Les deja entrar, un tanto ido, mientras les observa con detenimiento. - Pero, en realidad creo que soys lo mejor que he visto en la fiesta, siendo sincero. - Cierra la puerta tras ellos, mirándoles con bastante descaro. ¡Viva estar borracho!
avatar
Ekaitz Euritaizea
Vampiro vegetariano
Vampiro vegetariano

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Move it Babe! [Elliott & Anton]

Mensaje por Anton Vasiliev el Miér Feb 23, 2011 7:41 pm

Se nos había hecho tarde. De alguna manera nos las habíamos arreglado para no darnos cuenta del paso del tiempo. Unas horas antes, me había encontrado con Elliott en Central Park. Ni siquiera habíamos quedado. Creo que ni tenía su número ni ninguna manera de contactarlo en aquel momento. Puedes llamarlo destino, o suerte, aunque de esto último parecía no sobrarme durante esos días. A decir verdad, fue un encuentro de lo más fortuito. No es el mejor momento para ponerme a filosofar sobre la existencia de las casualidades, de todas maneras. Me limitaré a decir que nos encontramos (Elliott me encontró a mí, de hecho, mientras estaba gritándole a mi reproductor de música) y, como ya dije, el tiempo pasó volando. En algún momento de la tarde, recordé que había una fiesta universitaria cerca de allí, y se me antojó ir. Insistí lo suficiente como para que cualquier reserva que el otro chico pudiera tener se disipara, aunque sólo fuera para conseguir que cerrara la boca por un intervalo superior a medio segundo.

De alguna manera, conseguí guiarnos a los dos hasta el lugar donde se celebraba la fiesta de marras. Sólo había ido a otras dos como aquella, invitado por unos amigos -lo cual se antoja lógico, puesto que no soy universitario, después de todo-, pero logré recordar el camino. Aunque era bastante tarde, aún había mucha gente yendo de un lado para otro. La ciudad que nunca duerme. Solamente en ese momento había empezado a tomar conciencia de lo que aquella famosa frasecilla realmente significaba. Aún estábamos a bastante distancia cuando empezamos a o oír los primeros indicios de la dichosa fiesta: música a todo volumen -justo como me gustaba- y algunos gritos. Apreté el paso, tirando de Elliott con cuidado.

-Lo oyes, ¿eh?-sonreí, aún consciente de que no se daría cuenta de eso-Menuda tienen ahí montada. Parece que ha sido una buena idea venir, después de todo. Vamos-lo apremié, a pesar de que ya casi habíamos llegado. Posé una mano en el pomo de la puerta para abrirla. El ensordecedor sonido la hacía temblar, amenazando con desencajarse de las visagras que la mantenían erguida. Como era de esperar, no habían cerrado, para dejar entrar a los que llegasen tarde, como nosotros, pero no pude terminar de abrir, había algo obstaculizando el recorrido de la puerta.

Bueno, algo no, alguien. No esperaba que ya hubiese alguien tirado por los suelos. Eso lo habría enmarcado un par de horas más tarde, pero parecía que me había confundido en los cálculos. El chico en cuestión -que se denotaba ebrio, como mínimo, aunque no creía que fuera solamente eso- nos dejó pasar y se deshizo en miradas un poco descaradas. En momentos como éste, es cuando una vocecita suena en el interior de tu cabeza dándote órdenes como: no le sigas el juego; déjalo tranquilo; sólo está borracho, no sabe lo que dice... O eso se supone. Creo que mi conciencia está de vacaciones. Permanentes.

-Creo que mejor me quedo yo con esto, tovariszch, antes de que te dé un coma-dije, tirando de la botella. Poco me preocupaba en realidad la salud de un completo desconocido, aunque siempre era desagradable algo así-. Piropos y miraditas, por cierto, nada discretas. Vas bastante puesto-suspiré, pensándome en serio sus palabras. "Así os aprovecháis", había dicho. No me hubiese importado hacerlo, siendo sincero-[color:d2ae=lightsteel blueblue]Soy Anton- Di un trago de lo que luego adiviné como absenta-¡Joder!-me pasé una mano por la boca, como limpiándome-Bueno, vamos a pasarlo bien un rato-sonreí con picardía, dirigiendo la mirada al chico que nos había abierto. Pensándolo bien, parecía un adolescente hormonado.
avatar
Anton Vasiliev
Elemento agua
Elemento agua

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Move it Babe! [Elliott & Anton]

Mensaje por Elliott Evans el Jue Feb 24, 2011 11:48 am

Las horas pasaron volando en compañía de Anton en el mismísimo Central Park. ¿Como podía haber perdido la noción del tiempo de esa forma? Tras caer rendido después de aquella tarde, a Anton no se le ocurrió otra mejor idea que intentar llevarme a una fiesta en no se que sitio. En un principio mi primera reacción fue la de negarme rotundamente. ¿Que pintaba yo en una fiesta universitaria?....Nada. Lo mejor que podía hacer allí era quedarme de pie, escuchando la música y a lo jóvenes mas que bebidos, por que si eran las horas que eran y nosotros íbamos a tardar en llegar, lo mas probable es que la mitad de ellos ya estén por los suelos.

Tras un tiempo insistiendome, acepte indeciso. Dejándome guiar por Anton, como no, estuvimos caminando un buen rato. La música de la fiesta podía empezar a escucharse desde lejos. ¿De verdad aquello era una universidad? Increíble...Suspire dejándome llevar, notando como la música aumentaba su volumen mientras nos acercábamos y notando como las paredes de los edificios parecían vibrar a nuestro alrededor. -Oh, si...Puedo notarlo hasta en la suela de mis zapatos- Reí un poco, dejando que me llevara hasta detenernos delante de la puerta. O eso parecía, ya que podía escuchar los gritos de la gente rozar mi oído.

Cuando Anton abrió la puerta se escucho un pequeño golpe seco que pareció detenerla. -Ya la has liado- Dije lo suficientemente alto para que el me escuchara con toda aquella música. Escuche la voz de uno de aquellos jóvenes darnos la bienvenida. Por el tono de voz parecía de todo menos sobrio. Inconscientemente me apegue a Anton, entrando con él, y quedando a su lado mientras este intervenía con aquel sujeto. Si...estaban ya todos borrachos. -Elliott- Me presente en cuanto lo hizo Anton. Llevaba el dichoso bastón de un lado para el otro. Lo deje apoyado contra una pared al lado de la puerta, aunque escuchando el panorama, y no creía que volviera a recuperarlo esa noche.... La verdad...Estaba algo asustado. Enrede mis dedos en la mano de Anton, dispuesto a no soltarme en toda la noche si hacia falta. Como me separara de él a saber lo que podía pasar. ¿Y si me pierdo? ¿Me dicen algo? ¿Y si luego no se volver a casa? Miles de preguntas pasaron por mi cabeza en ese instante. Algunas mas exageradas que otras y otras que rozaban lo sobrenatural..."A pasarlo bien un rato".... No se él, pero yo ya no lo estaba pasando bien... Seguí a Anton, como ya dije, sin soltarme un segundo.-¿No crees que deberíamos irnos...? Están todos borrachos...Ya la fiesta esta por terminar...- Sentí a la gente pasar por mi lado, chocando de vez en cuando conmigo. Vale que el ciego era yo, pero ellos...¿No podían ver por donde iban? Dios...Que noche me esperaba...
avatar
Elliott Evans
Elemento agua
Elemento agua

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Move it Babe! [Elliott & Anton]

Mensaje por Ekaitz Euritaizea el Dom Feb 27, 2011 3:19 pm

Para cuando quiso darse cuenta, ya no había ni botella ni chavales. ¿Y ahora qué? Pues nada, a buscar otra botella y a los mismo chavales. No costaba mucho chanjear una sonrisa por una botellite bien hecha de vodka, aunque fuera negro. Anton y Elliott. Elliott y Anton. Coño, ya se le habían antojado. Si es que Ekaitz es un caprichoso, encima uno con recursos. Caminando entre el gentío intentó pensar con la neurona aún currante qué diantres decir. Espera, ¿se había presentado? ¡Bah! Por presentarse dos veces no pasa nada, ¿no? Así pues, ya teniendo algo que decir y no yéndose a quedar mirando con cara de tonto a los forasteros, agudizó un poco el oído. Admitía odiar su nueva condición, pero a veces llegaba a ser minoritariamente útil. Guiándose por este sentido, cerrando los ojos e ignorando al resto (más de uno recibiendo un gran golpe), no tardó en llegar junto a ellos, ojos abiertos y una gran sonrisa en la cara. - No por ser pesado, pero no me he presentado. Y bueno, si lo he hecho, es porque no se me ocurre otra cosa de la que hablar. - Riéndose tomó un trago de la botella. ¡Qué contraste con el absenta! Esto era como beber azucar líquido, Dios.

Repitió el mismo proceso en ambos sujetos, siendo este simple: mejilla, mejilla, labios. ¿Para qué cortarse si ambos chavales le ponían? Y mira, sino les gustaba le pegaban una ostia y así se libraba de seguir merodeándoles. Todo economía temporal. - Ekaitz - Sonriendo con picardía, miró al que se había presentado como Anton, guapo el condenado. - Lo de pasarlo bien, ¿en qué sentido lo tomas y eso? - Tornando la mirada al asustado joven, ladea la cabeza. - Ey, Elliott, ¿por qué no bebes txiki? - Acercándose a él, le cogió por los hombros, notando su tensión. - Por Dios, relájate mesedez (por favor) - Alzando la ceja, miró a Anton. - ¿Es tu novio? - No dudó en inquirir si eran pareja. El respetaba esas fronteras, y es útil saberlo de antemano. Pero, aunque le suene extraño, oír su negativa consiguió sacarle una amplia sonrisa. Bah, el alcohol es lo que tiene.

Tomando un gran trago del dulce licor, lo mantuvo en su boca. Giró con cuidado el rostro de Elliott, no ansiando ser brusco ni causarle ansiedad alguna. El beso no fue realmente el fin global, solo un plus. Él quería que bebiera, y no había forma más sútil de obligarle. Sintiendo como el alcohol bajaba por su garganta, se separó, dándole la botella. - Por si se te reseca la boca o así - Miró a ambos, y tuvo que reírse. Aparte de por las sustancias que libremente pegaban saltitos en su interior, por lo surreal de la situación. Luego se preguntaba por qué le llamaban lanzado. - A, por cierto. Por si no os habeis dado cuenta, me poneis bstante tirando para mucho. - Otra divertida sonrisa y se reapropió de la botella que Anton le había quitando, pegando un gran trago. Relamiéndose, se arrascó la nuca con la mano libre. - Ahora que ya lo he soltado, sentiros libres de mandarme a la mierda o, sino, decirme qué quereis hacer. - ¡Vivan las fiestas universitarias!
avatar
Ekaitz Euritaizea
Vampiro vegetariano
Vampiro vegetariano

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Move it Babe! [Elliott & Anton]

Mensaje por Elliott Evans el Sáb Abr 16, 2011 7:07 pm

Segui insistiendo a Anton para que nos marcharamos de allí. Aquel lugar parecía una granja de estudiantes borrachos. Por el griterío y la cantidad de gente que iba aumentando, daba la sensación de que se reproducían como ratas. Pero las negativas que me daba Anton eran claras y sencillas. Podría marcharme yo solo, pero no conseguiría ni llegar a la planta baja del edificio. Sujetando la manga de su camisa, volví a insistirle una vez mas. -Vamos Elliott. Bebe algo, diviértete, disfruta de la fiesta- Era fácil decirlo para él , que veía a quien tenia delante... Suspire y no me separe de su lado, no hasta escuchar la voz del tío que nos recibió en la puerta hace pocos minutos. "Otra vez él" Suspire. La verdad, no me atraía mucha confianza. Bueno, nadie en varios metros alrededor me atraía confianza alguna.

El muchacho se presento, no sin antes darnos a ambos 3 besos. Si, señor...3. No se corto un pelo al darnos un pequeño besos en los labios a cada uno. O por lo menos eso esperaba, ya que a mi me lo dio. Di un ligero paso hacia detras, alejandome de él y quedar a un lado, casi detras de Anton. "Pasarlo bien" Otra vez esas dos palabras que podrian interpretar de cualquier forma posible. Mientras Anton intentaba explicarlo, el sujeto sinvergüenza, Ekaitz, me cogió de los hombros, viendo, claro estaba, lo nervioso que me encontraba ante tal situación. -Crees que no lo he intentado- Susurre desviando la mirada. Mirada que volvi a dirigir hacia él cuando pronuncio la palabra "novio"- No, no, no, no. Para nada. - Me meti en la conversación. No pretendia arruinar lo que parecia empezar a ser una oportunidad para ligar para Anton... ¿Quien iba a querer quedarse ahora con el niño ciego...? En fin...

Iba a alejarme un poco de la parejita, cuando uno de los miembros de esta, Eka, si es que esa abreviacion podria valer para su nombre, se acerco a mi, haciendo que ladeara el rostro, y dandome a beber algo de licor. No me concentre para nada en el licor, el cual bajo directamente por mi garganta hasta mi estomago. Sino en el peculiar beso que este utilizo para hacerme beberlo. Una de mis manos lucho ligeramente para apartarlo, mientras la otra se acomodaba sobre su cintura, arrugando la prenda de vestir. Desde luego, estaban todos locos. Aun sorprendido por aquel acto, no me di cuenta de lo que decia, solo su ultima frase. "Mandale a la mierda, mandale a la mierda" Fue lo primero que pense. Sin embargo, un leve sonido se escucho. Escuche como Anton rebuscaba en su bolsillo y sacaba su movil. -¿Que pasa? - Le pregunte. "Nos vamos, al fin". Una sonrisa se mostro en mis labios.

-Lo siento Elliott, pero tengo que marcharme- Dijo con toda la tranquilidad del mundo- ¿Como que marcharte...? ¿Y yo que? -Le pregunte, ligeramente alarmado.- Tu puedes quedarte a disfrutar de la fiesta. Para eso te he traído, recuerdas.- Estamos locos o que... Como me iba a quedar yo solo en esta fiesta. No se donde estamos. No se volver a casa. No tengo ni idea de quienes son todas estas personas. ¿De verdad pensaba dejarme solo? -Bueno, me marcho. Volveré a buscarte- Si, eso parece.- Espera.. Me voy contigo- Dije comenzando a caminar, pero cuando di algunos pasos, una mano sujeto mi brazo, y la voz de Ekaitz reclamo mi atención para que me quedara. Cuando quise darme cuenta, ya estaba solo y Anton se había marchado. Genial. Simplemente genial. Volví junto a Ekaitz y bebí de la botella que me había pasado justo después de plantarme aquel beso. -Bueno...- Agache el rostro -¿Que es esto...? Esta bueno- Dije, intentando mantener un tema de conversación con él. Algo de lo que poder hablar y de lo que parecían interesados todos los que estaban allí. Volví a dar un trago mas prolongado, y bueno... no tenia mas remedio que esperar a que volviera...
avatar
Elliott Evans
Elemento agua
Elemento agua

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Move it Babe! [Elliott & Anton]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.